Mantenimiento preventivo Wisp

Bandalibre / Mantenimiento preventivo Wisp

Principales problemas al contratar la implantación de un WISP y cómo superarlos

La mayoría de las empresas que ofrecen servicios para un Wisp, se centran únicamente en la parte técnica del negocio. BandaLibre va un paso más allá, resolviendo los principales problemas al contratar la implantación de un Wisp, centrándose en todas las áreas del negocio para que el Empresario sólo deba preocuparse de captar abonados y hacer que la facturación suba mes a mes.

Mecanismos a tener en cuenta a la hora de mantener sistemas con sobreesfuerzo

La alternativa a los esquemas de mantenimiento del estado y de reserva de recursos es el uso de mecanismos de asignación preferencial, que fundamentalmente crean diferentes niveles de “sobreesfuerzo”. Actualmente, la dirección más prometedora para aquellos sistemas con sobreesfuerzo,  parece estar dentro del área de modificar la fila de capas de la red y descartar algoritmos. Estos mecanismos recaen en un atributo de valor dentro del encabezado del paquete IP para que estas preferencias de filas y de descarte puedan hacerse en cada nodo intermedio.

Cómo gestionar el diseño adecuado de redes para que el QoS sea funcional

Para que el QoS sea funcional, todos los nodos de una ruta determinada necesitan comportarse de una manera similar con respecto a los parámetros del QoS. Como mínimo, no se deben imponer penalizaciones de QoS adicionales más allá del convencional “mayor esfuerzo” en el entorno del tráfico de punta a punta. A la hora de hacer un  de redes el Emisor (o el punto de ingreso de la red) debe ser capaz de crear algún tipo de señal asociada con los datos, que pueda ser utilizada por los routers de downstream para potencialmente modificar su selección de interfaz de salida predeterminada, su comportamiento de filas y/o  su comportamiento de descarte. Para citar un trabajo por parte de un grupo de trabajo de búsqueda de Internet.

El rol del buen diseño de redes en la Calidad de Servicio “QoS”

El rol del buen diseño de redes en la Calidad de Servicio “QoS”

Comprender que las redes pobremente diseñadas no conducen a escenarios de QoS no es difícil. Si no se pueden mantener niveles aceptables de servicio de calidad, entonces es muy probable que añadir QoS, en un esfuerzo por crear algún tipo de diferenciación del servicio, nunca llegue a ser efectivo. Por el contrario, puede conducir a que el desempeño de la red se degrade más en momentos de congestión severa de algunas aplicaciones, operadas con un elevado grupo de clientes QoS. Sin embargo, limitar el impacto de la degradación para algunos, al precio de aumentar el impacto para el resto de la base de clientes, no es la manera más ingeniosa o sensata de usar los mecanismos de QoS.